Tove–Elena
Nicolaysen

Mis performances y obras artísticas son una celebración de la vida y contienen una mirada crítica de los problemas sociales, políticos y culturales. Creo a partir del deseo de explorar la naturaleza humana y de cuestionar la naturaleza de la realidad individual y colectiva.

Mi intención es inspirar la observación de nosotros mismos y del mundo que nos rodea, despertar la compasión y el respeto entre nosotros en tanto que seres humanos diferentes, aunque iguales.

Busco recrear el lenguaje inconsciente a través del butoh, a modo de huellas de la humanidad primigenia y de la fuerza vital que discurre a través de mi cuerpo. Reconozco la belleza y la fuerza de nuestra fragilidad como seres humanos, y expongo nuestras estructuras, instintos y contradicciones en una expresión poética y sincera. El resultado es una manifestación física, una especie de residuo de un proceso basado en la experiencia personal, la memoria y la percepción.

Como artista que soy, comparto y expongo mi visión con los demás. Esto requiere de una rigurosa honestidad y voluntad para comprender las defensas psicológicas y físicas que he ido construyendo durante mi vida de tal modo que pueda convertirlas en aliadas de mi trabajo y ser completamente abierta y creativa.

El arte puede ser tan insignificante o tan puro como la vida misma.